Cinco técnicas para combatir el pánico en los exámenes orales

¿Cuántas veces habéis visto a vuestros estudiantes fracasar en el examen oral porque estaban demasiado nerviosos? Yo, más de las que me gustaría. Por eso sigo unas técnicas que he tomado de profes con más experiencia que yo y de mis propios alumnos. Hoy las comparto con todos vosotros:

#1. Evitar: las rondas de preguntas tipo cuestionario, los role-play o el típico “describe la fotografía”

Este tipo de preguntas pone a los estudiantes especialmente nerviosos. El formalismo de los exámenes “ametralladora de preguntas” bloquea su capacidad para hablar. Los role-play son forzados y requieren creatividad, que estará mermada por la ansiedad que produce el examen. Lo mismo ocurre con la fotografía, lo más normal es que el estudiante se quede callado buscando qué más decir y esto le cause mucha tensión, con lo que será menos capaz de producir oraciones.

#2. Buscar un fin comunicativo y establecer una conversación

Los tres tipos mencionados arriba carecen de objetivo alguno más que obligar a la persona a hablar. Es una buena práctica el buscar un tema que interese al estudiante para hilar una conversación a partir de él. Es labor del profe dar con algo que les interese y construir la interacción a partir de ahí.  Esto les relaja porque están hablando de un tema con el que ya se sienten cómodos y además estamos imitando una conversación real con un amigo suyo, por ejemplo. Es sencillo conducir la conversación desde ese tema interesante a lo que buscamos, por ejemplo hablar sobre el pasado, contar una anécdota, etc.

#3. Empezar y terminar con preguntas sencillas

Responder a unas cuantas preguntas tipo “¿cómo estás hoy?” o “¿cuántas clases tienes hoy?” sirve de calentamiento y hará subir su confianza en sí mismos. Las preguntas fáciles les darán autoestima para enfrentarse a las preguntas centrales y más exigentes. Lo mismo al terminar, pues si no pueden sentir que el examen termina bruscamente y se irán con un mal sabor de boca, justo tras haber respondido a las preguntas más difíciles y en las que probablemente han tenido más problemas. Podemos por ejemplo preguntarles cuáles son sus planes para el resto del día.

#4. No escribir nada mientras los estudiantes hablan

Utilizar una grabadora es mucho mejor en caso de que se quiera recordar qué dijo el estudiante exactamente. Escribir distrae tanto a los estudiantes como a nosotros mismos y provoca un clima hostil, forzado y muy incómodo.

#5. Preparar una guía para corregir y permitir a los estudiantes leerla antes del examen

Conocer las expectativas les tranquilizará, y también a nosotros nos facilita el trabajo, pues es difícil poner una nota en un examen de este tipo. Yo utilizo tablas: hacia abajo escribo las categorías que evalúo  y en horizontal los puntos que doy en función de lo bien que lo hagan, acompañado de una breve descripción. Ejemplo: para la categoría “gramática” en vertical utilizaría “excelente” (domina las estructuras X, X, X sin errores), “bien” (intenta utilizar las estructuras X, X, X pero comete errores), “regular” (no intenta usar las estructuras X, X, X), etc. Y así con el resto de categorías que esté midiendo, como “fluidez” o “relevancia del contenido”.

¿El resultado? Mis estudiantes suelen decir: “¿Ya está? ¿Eso es todo? Pues no fue para tanto”, o “Pues no fue nada terrible” ¡Y ellos sin saber que he obtenido toda la información que necesito y que lo único que he hecho es mantener el nivel de ansiedad bajo y el de interés lo más alto posible!

images

Anuncios

6 comentarios en “Cinco técnicas para combatir el pánico en los exámenes orales

  1. Son buenos consejos, aunque a veces, cuando los alumnos se preparan para un examen como el DELE hay que seguir las pautas del examen, ya que les estamos preparando para ello. Por tanto, no podemos adaptar la situación, sino que somos nosotros (profesores y alumnos) quienes debemos adaptarnos a ella.

    • Creo que te he respondido en Facebook, pero por si acaso contesto de nuevo. Por supuesto, si estamos preparando a nuestros estudiantes para un fin específico como tomar el examen DELE, tendremos que ensayar y practicar siguiendo este modelo. No tendremos otra opción en este caso, sin embargo estos consejos se pueden aplicar en contextos donde el profe tiene más libertad. Me gustaría añadir además que exámenes como el DELE deberían ser revisados y actualizados a la luz de las investigaciones recientes en adquisición de segundas lenguas.

  2. ¡Hola!Está muy bien pensado…pero qué tipo de preguntas puedo hacer para un nivel B1 (intermedio) . Si puede ser …me podria dar una lista de preguntas que puedo hacer. Me gustaría tener un modelo para poder utilizarlo…Mis alumnos hacen tercer año de carrera…van a ser comerciales…

    A la espera de sus respuesta, le saluda …cordialmente, Marimar

    • Lo mejor es hacer preguntas que tengan que ver con su entorno y con el propósito que tienen los estudiantes al aprender español. Para un curso de español general podríamos preguntar sobre su vida / hogar / familia / aficiones / estudios / amigos… Sería genial dar con un tema que les interese en especial y después profundizar en esos temas dependiendo del nivel. Por ejemplo, si es un nivel intermedio, podríamos peguntar por una anécdota del pasado relativa a esos temas, o planes para el futuro si queremos comprobar que pueden hablar usando esos tiempos verbales. En tu caso, si están estudiando para ser comerciales, es decir, para tener trato directo con personas hispanohablantes enfocado a la compra / venta, quizás sea interesante hacer role plays como actividad de clase, pero para el examen creo que es mejor preguntar por su vida y por las actividades / hábitos que les rodean. Podrían ser preguntas tipo: ¿por qué estás estudiando esto? ¿Cuáles son tus intereses en estos estudios? ¿De qué te gustaría trabajar en el futuro y por qué? ¿Como es la vida de un comercial? ¿Por qué te gusta esta vida? Así nos ceñimos al objetivo que estos estudiantes tienen, y estamos aprovechando conocimiento y respuestas que no tendrán que pensar mucho, ¡contestar en español ya será todo un reto! Al menos eso he aprendido en mi experiencia, espero que te haya servido de ayuda 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s